Lunes, 26 de junio de 2017|

2 visitas ahora

 

Queimada Ediciones, presenta sus nuevos libros en la Feria de Madrid

El libro Amar bajo el Terror nos trae historias como ésta, historias de mujeres que se enamoraron y amaron a hombres que las maltrataron; pero con una diferencia: no tuvieron oportunidades para la huida y su instinto de supervivencia activó la autodefensa.

El relato de una mujer anciana con fracturas por la última paliza nos sobrecogió. Tras años de acompañamiento en la Asociación, al fin accedió a irse a la casa de acogida. Esta vez había sentido la muerte muy cerca. La terapeuta preparaba con ella el plan de seguridad buscando el mejor momento para la salida. Ella decidió que fuera el viernes por la tarde; él estaría fuera todo el día. Eso le daría tiempo para dejarle la casa limpia, la ropa planchada y la nevera con suficiente comida para el fin de semana.

Desde que Ana Orantes fuera quemada por su marido en 1977, tras contar su historia de malos tratos en televisión, hay un antes y un después en cómo los medios nos narran estas noticias. Ahora, que cada año contamos en torno al centenar de mujeres muertas por sus parejas, cuando sabemos de un nuevo caso ya no nos sorprende aunque nos siga indignando. Y es que la sorpresa se pierde cuando la repetición crea habituación. Por eso, ya no ocupan titulares las historias como ésta. Los titulares de ahora venden los finales que antes ni imaginábamos: “una mujer mata a puñaladas a su marido tras denunciar que sufría malos tratos”. Lo que tienen de diferente, es que quien muere al final no es la víctima sino el agresor. Esto sí nos sigue causando sorpresa porque en el retrato robot de las víctimas, que los medios proyectan y la opinión pública interioriza, tenemos registrado desvalida pero muy desdibujado aterrorizada. Y sin embargo, esto es lo que define la experiencia de las mujeres maltratadas, como nos muestra magistralmente Lenore E. Walker en esta magnífica obra. El terror ocupa el centro de sus vidas. Las historias de maltrato, en contra de lo que pudiera creerse, no son historias de sádicos y masoquistas; son historias de amor que empiezan como todas. Las parejas que se enamoran se parecen en sus inicios, aunque cada una cree vivir algo único e irrepetible. Y las historias reales de las mujeres que Lenore E. Walker trató como psicóloga forense también empezaron siendo historias de amor.

Anarquistas vengadores 2ª EDICION

Sobre las muertes de los personajes y las historias de sus ejecutores anarquistas hay mucha información aquí y allá, fragmentada y a veces contradictoria. El autor ha buscado en las fuentes: libros, publicaciones, archivos, bibliotecas y redes sociales. Ha seguido el rastro de las peripecias vitales de quienes murieron y de los que les mataron y ha intentado determinar el porqué y el cómo de los atentados. Este libro está llenos de datos sorprendentes y ha sido confeccionado aproximándose a la realidad del momento histórico y social sin apartarse de la obligada ecuanimidad y el deseado equilibrio. Sin embargo, el fiel de la balanza se inclina, relato tras relato, a favor de los supuestos verdugos. Hombres que dieron su vida, en consecuencia con sus ideas, para reparar injusticias que a ellos se les hacían insoportables.

FIRMARA LIBROS EL AUTOR EL DOMINGO 16 EN LA CASETA 102

CONSULTAR www.queimadaediciones.es