Domingo, 20 de agosto de 2017|

3 visitas ahora

 

Gregario, okupa & prekario

Gregario, okupa & prekario

A modo de reseña baste la introducción de este jovial, ameno y esclarecedor libro de comic.

Autor: Manolito Rastamán
Edita: Secretaría de Comunicación del S.P. del Comité Confederal de la CGT
ISBN: 978-84-941493-1-3
Precio: 6 euros.

Hola compas... Me presento: soy el Gregario... Okupa por definición y trabajador precario por obligación, como la inmensa mayoría de los currantes del imperio castellano.

Habitualmente, trabajo en el ramo del metal, aunque cada dos por tres se me acaba el contrato basura que tengo y entro a formar parte del mayor de los ramos, que es el del paro. Así llevo más de siete años, entre contratos y paro... pero ello no me impide militar continuamente en el sindicato CGT, de la Federación Comarcal del Baix Llobregat, que está en Kornellá, Barcelona. Ahí es donde hago mis cosas con los compas y las compas, claro... Pegamos carteles evitando a la poli, organizamos eventos libertarios, acudimos a las fábricas en las que hay compañeros víctimas de los patrones... Aunque últimamente no podemos estar en todas, pues se ha abierto la veda y el fascismo patronal campa a sus anchas... Pero intentamos estar en todas las posibles...

Además, también me dedico a estar con mis colegas del barrio, con los que siempre intentamos hacer nuestras acciones, okupando espacios para libertarios y resistiendo, organizando luchas sociales buscando la autoorganización vecinal al margen institucional... Ahí es donde se siente el verdadero calor de la solidaridad...

En el curro tampoco paro mucho... Hemos montado un colectivo de precarios en lucha... De momento ya tenemos un fanzine para expresar nuestras quejas del mamoneo sindical y patronal que estamos sufriendo: se llama "El jornalero del metás", y lo financiamos vendiendo camisetas entre la gente del taller y los amigos... Ya tenemos dinero para sufragar los gastos de la producción para un año. Todo un éxito, ¿no?.

También disfruto mucho cuando voy al local del sindicato y nos ponemos a hacer pancartas... O cuando nos sentamos en una especie de asamblea y hacemos una "brain storm", o lo que es lo mismos, una "tormenta de ideas"... Salen unas propuestas disparatadas, pero también curiosas. De hecho, yo me apunto muchas de ellas en una libreta, porque piendo que, cuando hagamos la revolución, muchas de ellas nos servirán, y mucho...

Así soy yo: un okupa y prekario... Pero también pienso que no debo de ser muy distinto de muchos afiliados al sindicato. Al menos, yo conozco a algunos...

Creo que formo parte de la generación que puede provocar la revolución, pues somos los mejor preparados, pero los que tenemos menos futuro de seguir así las cosas... Así pues, en vista de ello, el objetivo será más fácil... Nuestros abuelos casi lo consiguieron, y eso que ellos no tenían la formación técnica que disfrutamos nosotros... Somos la clase trabajadora, los que producimos, sabemos manejar la tecnología, tenemos ingenieros y técnicos de todas las ramas, por lo tanto la revolución la llevaremos a término con muchas garantías de éxito... Yo, de momento, voy apuntando distintas ideas... No tengo carrera, pues soy de la "universidad de la calle", pero compas... Todos tendremos una función cuando llegue nuestro gran día...

¡¡Viva la revolución!!

El Gregario