Domingo, 25 de junio de 2017|

0 visitas ahora

 

Dirk Pitt, el regreso del héroe

Os obsequiamos con unas textos que aunan la literatura y la cinematografía de nuestro amigo Rai Ferrer. Muchas gracias y muchas felicidades en su cercano próximo cumpleaños.


Conocí a Dirk Pitt en Ibiza durante las navidades del año 1997. Para celebrar mi cumpleaños, las amigas de Cala d’Hort me regalaron una de sus aventuras literarias. Más concretamente, el libro“El tesoro de Alejandría”, firmado por el norteamericano Clive Cussler. No era la primera novela del personaje que se publicaba en España pero hasta entonces yo, buen conocedor de la literatura popular, no había leído ninguno de los “betsellers” del autor. El caso es que leí el libro y quedé entusiasmado. Era como volver de nuevo a la época dorada de los Pulps (los años 30 y 40), con tipos tan entrañables como “Doc Savage” y sus cinco ayudantes, científicos también como el personaje de Clive Cussler.

Por otro lado, el argumento de la novela era apasionante: El intrépido aventurero Dirk Pitt intentaba recuperar parte de los fondos literarios de la desaparecida Biblioteca de Alejandría, ocultos desde remotos tiempos en una zona indeterminada de Sudamérica. O al menos eso es lo que recuerdo de aquella lectura, que desde mi llegada a Mallorca no he podido volver a consultar.

Pero a lo que íbamos. ¿Quién es este héroe, comparado ya con Indiana Jones, que triunfa en el cine con el rostro de Matthew McConaughey? Dos palabras sobre el personaje, y luego pasaré a comentar la película “Sahara”, tomada de una de las mejores novelas del autor.

“Ingeniero naval y científico de la NUMA (Agencia Nacional Marina y Submarina), Dirk Pitt es un hombre joven y atractivo, que trabaja para el gobierno de los Estados Unidos bajo el mando del almirante Sandecker. Su especialidad es el rescate de aviones y barcos naufragados, en cualquier lugar de la geografía terrestre. Su amigo y compañero de correrías es Al Giordino, un italiano socarrón valiente como su jefe. Amante como el propio Cussler de los coches antiguos, Pitt tiene una colección privada de auténtico lujo, que va ampliando a lo largo de sus correrías. Mujeriego como James Bond, enamora a todas las mujeres que aparecen en su recorrido, a las que ayuda a escapar de toda clase de peligros. Actualmente, en el mercado español hay más de diez novelas del personaje...”

“Sahara” (EE. UU. 2005)

Director: Breck Eisner)
Guion: Thomas Dean Donnelly, Josh Oppenheimer, John C. Richards, James V. Hart, David Barron
Música: Clint Mansell
Fotografía Seamus McGarvey
Protagonistas: Matthew McConaughey, Steve Zahn, Penélope Cruz, Lambert Wilson, William H. Macy

Siguiendo los consejos de Alberto Moravia en su época de crítico cinematográfico, haré un pequeño resumen del argumento y después diré dos o tres cosas sobre la película en cuestión.

En 1865 el acorazado “The Texas”, salió de Richmond con una gran fortuna en dólares de oro, que hizo acuñar Thomas Jefferson durante la guerra civil. El barco no llegó nunca a su destino. ¿Fue hundido? ¿Desapareció en un lugar desconocido? ¿Golpeó contra los arrecifes? Pasara lo que pasara, no quedó ni rastro del barco ni de la tripulación. Dos siglos después a comienzos del siglo XXI, el ingeniero naval de la NUMA, Dirk Pitt, piensa que puede localizar el barco en las costas de Africa, al tiempo que ayuda a la doctora Eva Rojas (Penélope Cruz) a la que persigue el dictador africano Kazim, que trata de impedir que llegue a Europa. La muchacha quiere informar a la OMS (Organización Mundial de la Salud), sobre una epidemia que podría extenderse hasta los Estados Unidos si no se ataja el peligro a tiempo.

A partir de aquí, dejo en manos del espectador el final del relato.

Cinematográficamente hablando, el argumento de “Sahara” está bien narrado y la aventura llega hasta su desenlace a ritmo trepidante. Los escenarios son espléndidos y el trabajo de los actores resulta francamente bueno. Durante más de dos horas, se encuentra uno con el gran cine de aventuras de los años 50, interpretado por actores como Errol Flynn, Steward Granger o Robert Taylor.

Matthew McConaughey (que disputó el papel al actor de moda George Clooney), es un Dirk Pitt convincente y atractivo, y es posible que el éxito de la película sirva para la realización de nuevos episodios.

Aunque desde el estreno de “Sahara” se ha intentado emparentar la figura de Pitt con la de Indiana Jones, creo que la comparación es gratuita. Por una parte, el personaje de Cussler es un héroe de nuestro tiempo y sus conocimientos científicos no son equiparables a los del arqueólogo Indiana Jones, más cercano al Corto Maltese de Hugo Pratt, que a este nuevo James Bond del siglo XXI. Por otro lado el ingeniero naval Dirk Pitt, es un hombre que trabaja en equipo, y existe gran camaradería entre él y su amigo Al Giordino, co-protagonista también de todas las novelas. Poco escrupuloso en su trabajo, Pitt es en el fondo un auténtico patriota que no duda en ejercer de agente secreto en numerosas ocasiones.

Como última reflexión vale la pena recordar que “Sahara”, (la primera película del director Breck Eisner), es un homenaje al cine de aventuras en general y a la inolvidable “Gunga Din”, de George Stevens.

Rai Ferrer